Viajar a casa ajena y guardar los momentos con una cámara de calidad

Hace algunos años cuando hablábamos del turismo rural nos parecía una cosa bastante prohibida, ya que no nos cabía en la mente como meternos en la casa de alguien a pasar un fin de semana podía ser agradable y mucho menos relajante, pero hoy en día con la información de la que disponemos y las opiniones de infinidad de viajeros es algo de lo más común. Ahora es una experiencia maravillosa, por lo que vale la pena que lo capturemos todo; existen cámaras instantáneas del tipo instax (instaxmini.es)  que han sido diseñadas precisamente para poder hacer fotos en un tiempo récord; no necesitará que luego las tengamos que imprimir, ya que el aparato lo hará en el momento.

Y es que quien no se imagina a las 9 de la mañana recibiendo en la habitación a la dueña del complejo con un delicioso desayuno de pan de pueblo recién horneado, leche de vaca y mantequilla casera, porque puedo aseguraros de que este tipo de detalles se dan cuando viajamos a casas rurales habitadas.

Sinceramente desde que he probado este tipo de alojamientos en los que el anfitrión te cuida tanto o más que tu propia madre no quiero dejar de viajar y conocer nuestro país, y todo mucho más económico que cualquier hotel 5 estrellas con todo incluido, si estás pensando en viajar, eres extrovertido, no te importa compartir esos días mágicos con los habitantes de tu alojamiento y no tienes mucho dinero, esta es tu opción.

Sin embargo, siempre que salgo a cualquier parte me gusta coger mi cámara para poder recordarlo todo, y para poder enseñarlo luego a cualquier persona que me pueda preguntar por mi viaje. Con las fotografías de las cámaras Instax hasta hago un álbum en el que las voy colocando de manera metódica para que sean más fáciles de visionar.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply